Meditación del Corazón - técnica de orientación

Conceição Trucom*

Entre las innumerables clasificaciones de seres humanos, una es la que dice  (segun Nisardan) que hay dos tipos de personas:

• Las que quieren obtener el bienestar creciente y se ponen en movimiento para alcanzarlo.

• Las que quieren obtener el bienestar creciente y no se ponen en movimiento para alcanzarlo.

La Meditación del Corazón, de origen Sufí, tiene como foco principal el rescate y conciencia de dónde captamos e irradiamos nuestra luz: nuestra esencia, nuestro centro, nuestro eje interior. Allí en este centro está nuestra naturaleza, nuestra significación, dada por Dios. Por cierto, esa esencia, según el Sufismo, es parte de Dios.

La personalidad es la circunferencia, aquello que es cultivado por la sociedad, la cual no es dada por Dios. Es heredada de la educación social, no de la naturaleza. Estar en la periferia de este centro, de este eje, no nos da condiciones para actuar en la dirección del movimiento. ¿Cuál es tu norte? ¿Cómo alcanzarlo?

Encontrar el centro significa apoderarse de este eje con consciencia, es la posibilidad verdadera de dar dirección, norte, - aparte de la serenidad y paz que allí se encuentran -, a la existencia. Y, en este espacio, la relajación y la lucidez sobrevienen de forma natural. Surge, entonces, un caminar con foco, un futuro consciente, una posibilidad de llegada victoriosa y la superación de la ilusión y ansiedad generadas por la distancia del centro, de nuestra esencia.

En la Meditación del Corazón, a través de ejercicios activos de consciencia corporal, flexibilidad, respiración, reorganización celular y alineamiento de los chakras, la conquista es llegar al centro, a la fuerza del corazón y amor incondicional, con dinámicas de localización existencial y orientación. Realizada con estímulos sonoros cuya musicalidad tiene una sintonía absoluta con los ritmos de un corazón puro (desintoxicado por la técnica respiratoria) y oxigenado con plenitud, alegría, levedad y NORTE (vía todas las técnicas de consciencia corporal), la Meditación del Corazón está indicada para todos los que deseen alcanzar el bienestar creciente y se pongan en movimiento para obtenerlo.

Y, específicamente, está indicada para todas aquellas personas que se sienten sin dirección. Buenos ejemplos son:

- Basta, ya no quiero esta película o vida; ¡pero no sé cómo hacer!

- Pérdida de un ser querido;

- Llegada de un ser querido;

- Fin de una relación importante;

- Pérdida de un empleo, o jubilación;

- Cambios traumáticos de vida;

- Laberintitis y enfermedades en pies, piernas, brazos y manos.

Lo interesante de la Meditación del Corazón es que los estímulos de esta técnica, por lo menos durante las primeras 4 de las 6 fases, es que no dejan tiempo o espacio para los pensamientos:

- Involuntarios Perjudiciales, los grandes villanos de la vida humana.

- Voluntarios Perjudiciales, que buscamos o provocamos voluntariamente, aunque sean destructivos en mayor o menor grado.

Ahora bien, por la respiración y dinámicas de consciencia corporal con foco en la orientación, quedan en evidencia, o sea, subliman, los pensamientos:

- Voluntarios Necesarios, que buscamos o provocamos voluntariamente, importantes en nuestra vida a efectos de alguna toma de decisión, organización o planificación: orientación.

- Involuntarios Inspiradores, con soluciones, buenas orientaciones y recuerdos importantes que surgen en nuestra mente.

Al llegar a las fases 5 y 6 de la Meditación del Corazón, sobreviene el Estar Presente. El corazón está oxigenado, la mente se encuentra en estado alterado (alfa), por tanto con mayor clareza y consciencia. O sea, el estado meditativo – percepción del Aquí y Ahora – está muy cerca de ser tocado, alcanzado.

La buena noticia es que existe una relación inversa entre Percepción del aquí-y-ahora y la ocurrencia de los pensamientos perjudiciales (voluntarios e involuntarios).

La Percepción del aquí-y-ahora es como un interruptor que controla la intensidad de la luz emitida por la lámpara: al aumentar la intensidad de la luz de nuestra Percepción, disminuimos proporcionalmente nuestros pensamientos perjudiciales (de la ilusión) y, por lo tanto, disminuimos también la oscuridad provocada por ellos, no importa qué películas estemos acostumbrados a repetir.

Las prevenciones de los infortunios de la vida, las mejores respuestas a los desafíos de la vida y la sensación de paz (dejar fluir) frente a los acontecimientos de la vida, ocurren a partir de un estado de Presencia, por tanto:

Cuánta más Presencia tengamos, más claro tendremos el NORTE, mejor será nuestro futuro como un todo, pues caminaremos hacia él con decisión y asertividad.

¡Con sensación de superación, evolución y paz!

Traducción de Teresa: O endereço de e-mail address está sendo protegido de spambots. Você precisa ativar o JavaScript enabled para vê-lo.


Assine o Doce Limão

Você gosta do nosso conteúdo? Seja um embaixador do Doce Limão e contribua para que ele continue sendo produzido! Além disso, você tem acesso a todo conteúdo de assinante: 11 cursos online (incluindo o Cosmética Natural), palestras, vídeos, receitas, e-books, suporte e muito, muito mais.
1
mês
Assinatura mensal
R$ 20,00 /mês
Cobrança automática no cartão
Assinar
6
meses
Assinatura semestral
R$ 120,00
R$ 110,00
À vista no cartão ou boleto
Comprar
12
meses
Assinatura anual
R$ 240,00
R$ 200,00
À vista no cartão ou boleto
Comprar

 

Loja Doce Limão

Os livros da Conceição Trucom e os produtos do Doce Limão podem ser encontrados em nossa loja. Clique e adquira já.


* Conceição Trucom
 é química, pesquisadora, palestrante e escritora sobre temas voltados para alimentação natural, bem-estar e qualidade de vida. Possui 10 livros publicados, entre eles O Poder de Cura do Limão (Editora Alaúde), com meio milhão de cópias vendidas, Mente e Cérebro Poderosos (Pensamento-Cultrix) e Alimentação Desintoxicante (Editora Alaúde).

Reprodução permitida desde que mantida a integridade das informações e citadas a autora e a fonte: www.docelimao.com.br