Quien lo hace una vez y no lo hace bien…

Quien lo hace una vez y no lo hace bien…

Conceição Trucom*

Mi abuela vivía repitiendo: Quien lo hace una vez y no lo hace bien, tres veces va y tres veces viene. ¿Sabes qué significa eso? Que ha faltado la meditación, pues quien está haciendo algo en estado meditativo gana en satisfacción y tiempo divino. Lo hace una sola vez y con mucha presencia, mucha calidad.

Lo que pasa es que nosotros, mientras estamos intoxicados, no preparados (no sanos) e inconscientes (no despiertos) del valor que es vivenciar la calidad del Ahora, olvidamos (no vemos) nuestros valores (deseos) reales. Ante cosas pequeñas o contratiempos mínimos, somos capaces de pasar un día entero de mal humor, en ansiedad y sufrimiento. Confirmando nuestra distancia de la realidad, de la paz y de la felicidad. La distancia de nosotros mismos.

¿Cómo llegar a ese estado de estar presente, de vivir el ahora y hacer BIEN una cosa de cada vez, una sola vez? ¡Meditando! Reconociendo, percibiendo la locura de nuestros pensamientos y comenzando a darles una dirección asertiva. A todos ellos…

Desacelerar la mente es fundamental para que percibamos nuestras repetitivas equivocaciones. Los esquemas de la sombra, de lo que está inconsciente y que comanda, acaban teniendo prioridad sobre los deseos de nuestra esencia, de nuestra luz.

No estoy hablando de no-acción, sino de poner atención en la calidad de cada acción. De la presencia verdadera en cada acción. De la meditación. De la acción presente.

Un ejemplo: Alguien ha aparcado el coche muy arrimado al tuyo en la plaza del garaje del centro comercial. ¿Qué es lo que haces? ¿Entras por la otra puerta, pones la radio y sales cantando para atender a tu vida, o te encolerizas y estropeas los próximos minutos y horas de tu día?

¿Por qué habrá gente a la que parece que todo le sale siempre bien? ¿Será que nada les sale mal a estas personas?

Sale, sí, y a montones. Sólo que, para ellas, entrar por la puerta del otro lado, alguna que otra vez, no marca la menor diferencia. Seguramente no es lo más cómodo, pero es una solución rápida.

Y, como ese, muchos de los problemas pueden ser resueltos así, muy rápidamente, antes de que se conviertan en problemazos. Basta una carcajada, un mirarse al espejo, un silencio con respiración profunda, una llamada telefónica, un e-mail, una petición de disculpas, un dejarlo por menos.

No obstante, hay personas que se consideran la prioridad de la atención del mundo. Nunca han oído hablar de buen humor, flexibilidad, adaptabilidad, versatilidad, crecer, transformar, aprender, alegría de vivir.

Se empecinan, compran pelea y no lo hacen por menos. El mundo versus ellas.

El tiempo está acelerado, entonces ¿por qué perderlo con cuestiones que no podemos resolver o modificar? En esa sintonía siempre ocurrirán situaciones irritantes, y aparecerán montones de personas para estropear nuestro día. En tales momentos, desmárcate de ese poder personal del tipo de: tengo que ser respetado, todo tiene que ser perfecto; sírvete de la puerta de al lado, y vete a atender a lo que es de veras importante. Es inteligente alejarse de estas situaciones. No darles alimento.

Es más, muchas personas piensan que no pueden despertar más temprano para tomar un zumo desintoxicante (tu ducha INTERNA DIARIA) y meditar durante unos 30 o 60 minutos. O que no tienen 30 minutos para perder con esas COSAS. ¡EQUIVOCADO!

Se pierden 30 minutos aquí y se gana un día entero de obsequio. Además, cuanto más vivimos el HAZLO UNA VEZ BIEN más tiempo y placer obtendremos. Incluso para apreciar lo que hemos hecho BIEN.

Quien lo hace una vez y no lo hace bien, tres veces va y tres veces viene.

Quien lo hace bien, está desintoxicado, sutilizado, más despierto y conquista la calidad y los beneficios del Ahora.

Quien no lo hace bien, no está en meditación y tres veces irá y tres veces tendrá que volver. Su tiempo quedará desperdiciado con arreglos, remiendos, justificaciones, insatisfacciones, inseguridades, insomnios, ansiedades, culpas, miedos, y el mal humor de tener que ir y volver tres veces.

Português: Quem faz uma vez e não faz bem...

Traducción de Teresa - O endereço de e-mail address está sendo protegido de spambots. Você precisa ativar o JavaScript enabled para vê-lo.


Assine o Doce Limão

Você gosta do nosso conteúdo? Seja um embaixador do Doce Limão e contribua para que ele continue sendo produzido! Além disso, você tem acesso a todo conteúdo de assinante: 11 cursos online (incluindo o Cosmética Natural), palestras, vídeos, receitas, e-books, suporte e muito, muito mais.
1
mês
Assinatura mensal
R$ 20,00 /mês
Cobrança automática no cartão
Assinar
6
meses
Assinatura semestral
R$ 120,00
R$ 110,00
À vista no cartão ou boleto
Comprar
12
meses
Assinatura anual
R$ 240,00
R$ 200,00
À vista no cartão ou boleto
Comprar

 

Loja Doce Limão

Os livros da Conceição Trucom e os produtos do Doce Limão podem ser encontrados em nossa loja. Clique e adquira já.


* Conceição Trucom
 é química, pesquisadora, palestrante e escritora sobre temas voltados para alimentação natural, bem-estar e qualidade de vida. Possui 10 livros publicados, entre eles O Poder de Cura do Limão (Editora Alaúde), com meio milhão de cópias vendidas, Mente e Cérebro Poderosos (Pensamento-Cultrix) e Alimentação Desintoxicante (Editora Alaúde).

Reprodução permitida desde que mantida a integridade das informações e citadas a autora e a fonte: www.docelimao.com.br

Vamos ser amigos?

Inscreva-se para receber gratuitamente o Boletim Doce Limão e ainda leve de brinde a Apostila de Meditação, em formato PDF.

Se além disso você também deseja ter acesso a todos os nossos cursos online e conteúdos exclusivos, seja um Assinante Doce Limão. Clique aqui!

Siga-nos no Facebook

Comentários e perguntas

 Caro leitor,

Ficou com alguma dúvida sobre este artigo? A área de comentários e perguntas é exclusiva para assinantes Doce Limão. Por apenas R$ 20 mensais, você terá acesso a todo conteúdo exclusivo, como palestras, cursos online e muito mais, além de poder enviar perguntas, que serão respondidas pela Conceição Trucom e equipe.

 

Saiba mais e assine